• Presentaciones

    Irene Vallejo: “El único mapa del futuro es el pasado”

    Irene Vallejo (Zaragoza, 1979) continúa todavía asombrada por la acogida de su obra El infinito en un junco, un ensayo que, como todos, surgió sin ninguna aspiración de éxito y que, tras triunfar en España y ser reconocido por el Premio Ojo Crítica de Narrativa en 2019, se traduce ahora en treinta países. De su obra han hablado, y todos con buenas palabras, escritores como Mario Vargas Llosa o Juan José Millás, alabando a una autora que aporta una dimensión histórica a sus textos y cuida hasta el detalle la elección de cada palabra. Para la también columnista de Heraldo de Aragón y El País Semanal, es “esperanzador” que ocurran…

  • Presentaciones

    Vilas sobre la nueva normalidad: “No podemos renunciar a recobrar la vida que teníamos antes”

    En las presentaciones de sus libros Manuel Vilas (Barbastro, 1962) se muestra igual de sincero que en sus libros. Responde a las preguntas y se extiende en sus respuestas con la misma mirada cercana, y muchas veces perpleja, con la que primero siente y luego escribe. Esta tarde, en Los Martes de Libros de la Fundación Ibercaja, ha conversado con el periodista Ramón J. Campo, con quien se encontraba en los pasillos de Heraldo de Aragón cuando, con poco más de veinte años, era un colaborador del periódico, y a quien le une una misma experiencia: la «revolución» que le causó llegar desde un pueblo pequeño, en su caso Barbastro,…

  • Presentaciones

    Sergio del Molino o el “hacedor de croquetas” de la escritura

    “Sergio del Molino lo ha vuelto a hacer; ha descubierto lugares donde los demás sólo veíamos tierra anodina”. Con estas palabras, Iguázel Elhombre ha comenzado la presentación de la obra La Piel en la librería Cálamo a través de un streaming que ha llegado a congregar a más de ochenta seguidores. A distancia, en conversación con su lectora y amiga, el autor ha reflexionado sobre una obra que vuelve a destilar el estilo “delmoliniano”, caracterizado ya por la “elegancia la escritura, el humor y la carencia de solemnidad”. Desde su casa, delante de una librería en la que aparecían algunas de sus obras, Del Molino se ha definido a sí…