Presentaciones

Leticia Crespo se adentra en las “tripas” del Teatro Principal en su primera novela policíaca

Leticia Crespo se ha subido este lunes al escenario del Teatro Principal de Zaragoza para presentar El revoloteo de la Pamparola, su primera novela negra y su estreno en el mundo literario que ha vivido con emoción rodeada de buenos amigos, o, según sus palabras, de su gente. Lo ha hecho en una instalación que conoce bien, gracias a su etapa como concejala en el Ayuntamiento de Zaragoza y donde transcurre el suceso principal de su obra, el asesinato de la protagonista durante la interpretación de Madama Butterfly.

A partir de ahí, se desarrolla una novela ambientada en Zaragoza con un “final impactante”, en el que aparecen personajes sospechosos y que permite a su autora “descubrir las tripas del teatro”.

Crespo, quien ahora se dedica a la docencia en Secundaria, ha estado acompañada este martes 13 de su editora, Marina Heredia, de la editorial Libros del gato negro. Al margen de supersticiones, que no van con ellas, han vivido el acto, que en un principio se iba a celebrar en el hall pero dada la afluencia se ha trasladado al patio de butacas, como un día “muy especial”.

Tras las palabras de la vicealcaldesa, Sara Fernández, quien en este acto hacía más de amiga que de figura pública, Heredia ha avisado de que es una novela que engancha y “muy rica”, con muchos personajes y dos historias bien entrelazadas. “No es un libro lineal, sino muy muy rico y fluido de los que coges y devoras, y es además una estupenda primera obra”, ha manifestado. “Me atrapó que uno de los protagonistas fuera este teatro, donde hemos pasado muy buenos momentos”, ha precisado.

Y atrapa también su portada con el trazo reconocible del artista David Guirao sobre un fondo rojo que cautiva, tanto que según la propia autora, ese dibujo es el “alma” del libro.

Momentos antes de la presentación, Crespo ha reconocido a Cien años de libros que en el proceso de escritura ha aprendido “un montón de cosas” con un periodo previo de documentación “muy importante”. “Nadie cuando está leyendo un diálogo comprueba si un avión vuela a Milán a las siete de un martes, pero tienes que intentar ser fiel a la realidad”, ha señalado. La autora lo ha sido acudiendo a Carmen Jurado, una de las técnicos que hace las visitas guiadas del Teatro Principal y a la documentación que tenía de su etapa en el Ayuntamiento, pues la novela tiene mucho de ese conocimiento del ámbito municipal.

“Cuando dejé el Ayuntamiento y recogí mis bártulos, me dí cuenta de que tenía muchísima información: planos del teatro por la remodelación de los asientos, mucho de Urbanismo…”, ha comentado. Pero lo que realmente le lanzó a la escritura fue una situación personal “complicada” que coincidió con la pandemia. “Yo tenía alguien muy cercano en una uci y la única forma de paliar esos desvelos de una llamada diaria que finalmente no llegó fue escribir”. Comenzó en marzo y acabó en noviembre, cuando se inició el proceso de edición y corrección.

De su etapa municipal, cuando fue concejal de CHA, reconoce que echa en falta muchas cosas, como la capacidad de “transformar la realidad”, la “rebeldía que permite el debate” o las personas que siguen allí y que la han acompañado en momentos difíciles, muchas de las cuales han estado hoy en la presentación, entre ellas el alcalde, Jorge Azcón. Pero, acto seguido, añade: “Otras no, para qué te voy a engañar”. Ahora es profesora de Secundaria donde imparte asignatura de ámbito científico.

El libro ya puede comprarse en las librerías y los lectores más rápidos transmiten a la autora que es “ágil” y «fácil de leer. “Los que me conocen personalmente me dicen que eso de «es muy tú”, que al leer un diálogo tienen la sensación de hablar conmigo, porque es un lenguaje muy cercano”. Hace gala, además, de su aragonesismo, ya que, en cada capítulo, hace un guiño a la lengua aragonesa integrando una palabra autóctona con su definición y la zona de Aragón donde se utiliza de forma habitual.

‘El revoloteo de la Pamparola’ es la primera novela de Leticia Crespo, pero no la última. De momento, ya está “enganchadísima” en la escritura de la segunda, también una novela negra, pero esta vez ambientada en Argentina, pues ella, como ha desmostrado en estas páginas, es una gran lectora del género policíaco.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *