Entrevista con...

Luis Pellicer rescata las leyendas de Alcañiz en una novela de ficción: “Estamos perdiendo el patrimonio oral”

Luis Antonio Pellicer (Alcañiz, 1960) ha rescatado del olvido algunas de las leyendas de Alcañiz que escuchaba de pequeño, repetidas durante generaciones en esta localidad del Bajo Aragón. Ha adaptado las versiones que circulaban de boca en boca y las ha puesto por escrito para que no se pierdan. Ahora están sobre papel en una novela de ficción ambientada en una casa hechizada de la que actualmente sólo queda la fachada, pero una fachada misteriosa y evocadora. Autor también de Diccionario bajoaragonés (2009) y La Concordia de Alcañiz (2013), Pellicer, taxista de profesión y quien aprovecha sus ratos libres para la literatura, su verdadera pasión, se estrena ahora con la novela.

En ‘Los secretos de la Casa embrujada’ recopila leyendas de Alcañiz, ¿las ha rescatado del olvido?

Sí, porque aunque sí que se conocían y antaño se contaban en el pueblo, hasta ahora había muy poco escrito sobre ellas. Yo las había escuchado desde pequeño. Esta es una novela corta hecha con esos relatos. Es una ficción pero basada en las leyendas más populares.

¿Cómo ha llegado hasta ellas? ¿Le ha resultado complicado al ser literatura oral?

Efectivamente. He conseguido recopilarlas a través de conversaciones con amigos, recuerdos, algunos signos que todavía perduran, como la casa excomulgada, en la que no se podía construir porque estaba embrujada. Esa casa existe, queda sólo la fachada. Sobre ella se han versionado muchas leyendas, pero yo he cogido las que más se conocen o las más contadas, y las he adaptado a la novela.

Además, habrá diferentes versiones de cada una de ellas…

Las he centrado de alguna forma para que todas tengan cabida en la novela y con eso he conseguido ampliar las leyendas.

La historia está ambientada en una casa deshabitada de la que, como decía, sólo queda la fachada. ¿Cuál es su historia?

Era una casa nobiliaria de Alcañiz. La leyenda dice que una mujer mora hizo un acto de sacrilegio: cogió la sagrada forma de la iglesia, la frío y la clavó en la pared. A raíz de ahí, cuentan que se produjo un incendio, que sabemos que realmente existió. La casa fue excomulgada después porque, como muchas otras del casco viejo, tenían un altar donde se oficiaban misas. Después de la desamortización, la capilla dejó de funcionar y, por eso, se dice que está excomulgada porque ya no se hacía misa allí.

No se construye sobre ella, pero tampoco se derriba la fachada. ¿Tiene un valor patrimonial o es por su simbolismo?

La leyenda cuenta que era imposible construir sobre ella, porque todo lo que se levantaba en ese terreno se hundía. El misterio no es otro que Alcañiz está surcado por pasadizos secretos que ahora son turísticos y muy bonitos de visitar, al igual que las salas subterráneas. En esta casa había una gran bodega debajo y, por tanto, no se podía echar cimientos porque estaba hueco.

La fachada sigue en pie porque en cierta forma es un símbolo. Tiene sus balconadas, el arco de medio punto en piedra y el escudo nobiliario, que es lo que identifica la casa y lo que fue ese apellido para la ciudad.

¿Qué tienen las casas deshabitadas que son tan inspiradoras para el misterio?

En general, todos los lugares desconocidos lo son, como las montañas, los bosques, los lagos o cualquier sitio que entrañe temor o peligro y que, por tanto, nos infunda la idea y el misterio sobre lo que puede haber allí.

Habla de brujas, fantasmas, apariciones del Bajo Aragón… ¿Qué nos puede contar de ellas?

Hay una muy bonita de los pozos del agua, de los que siempre se ha dicho que se escuchaban psicofonías de alguien que no puede salir de ahí. Hay una leyenda que cuenta que una mora se precipitó desde el castillo al pozo y que todavía se oyen sus gritos de auxilio. Yo la he ambientado en una historia de amor entre esta mujer musulmana con un caballero calatravo. Esa es la más bonita de todas.

¿Cree que se está perdiendo el patrimonio oral o se sigue contando?

Se está perdiendo la mayoría del patrimonio oral. Por eso creo que es un buen momento para poder rehacerlo un poco y sacarlo a la luz. Son historias que se han creído durante un tiempo y que no dejan de ser curiosas, bonitas y evocadoras. Aunque ahora muchos misterios que nos rodean pueden tener una explicación científica. De hecho, hay demostraciones científicas que derribarían todo estos misterios, pero aun así no dejan de ser curiosos.

De profesión es taxista, ¿cómo combina ese trabajo con la literatura?

Pues robando minutos a las horas. Normalmente cuando tengo fiesta y no trabajo, me gusta escribir. Hago pequeñas obritas y esta es la última que he escrito.

¿Le sirven de inspiración las historias que ve desde el taxi o lo que le cuentan los clientes?
A veces sí, pero también investigo, ahora con internet es fácil, para sacar historias de donde se pueda.

Hasta ahora ha escrito ensayos y novelas históricas, las leyendas también forman parte de un territorio. ¿Cree que conocemos poco la historia más cercana, es decir la de nuestra ciudad o nuestro pueblo?

Yo creo que sí la conocemos, pero quizá no los detalles, o no nos ha interesado tanto. Hemos seguido eso de que gusta más lo de fuera que lo de dentro, pero cuando viajas y vuelves a tu casa te das cuenta de que aquí también hay cosas bonitas. Quizá en los pueblos como es pequeñito lo sepamos más, aunque hace unos años hice un libro sobre la Guerra de la Independencia en el Bajo Aragón y resulta que en la plaza España tenemos un escudo conmemorativo a los héroes de la Independencia y hay muchísima gente que lo desconoce, incluso ni lo había visto, pese a tenerlo ahí.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *