Entrevista con...

La presidenta de Copeli, Marina Heredia: «Esperamos con ganas la Feria del Libro porque llevamos un año nefasto y tenemos muchas novedades que presentar»

Aunque hubo que retrasarla, la pandemia no ha podido con la celebración de la Feria del Libro en Zaragoza. Finalmente se celebrará del 30 de octubre al 8 de noviembre en la plaza del Pilar, donde se instalarán las tradicionales casetas, eso sí, con todas las medidas de seguridad sanitarias. Será una edición diferente, como todo en este 2020, con firmas de ejemplares más reducidas, aunque se mantiene el mismo número de expositores que en la edición anterior: 50. Habrá más presencia de escritores aragoneses, como Ana Alcolea, quien este martes recibe el Premio de las Letras Aragonesas, Ángela Labordeta o Julio Embid, y el pregón, que esta vez se trasladará al interior del Ayuntamiento, correrá a cargo de Félix Teira.

Las librerías y editores esperan con ganas esta edición porque, como dice la presidenta de la Comisión Permanente del Libro de Zaragoza (Copeli), Marina Heredia, en esta entrevista, “ha sido un año nefasto”. Las librerías no han recuperado los niveles de venta anteriores a la pandemia pese a “ebullición” inicial, casi un espejismo, que se vivió en las primeras semanas de desescalada con una mayor afluencia de clientes.

Aun con todo la organización tiene muchas novedades que presentar en esta Feria del Libro de Zaragoza, donde el contacto con los lectores estará asegurado, aunque de una manera diferente. Como antesala, este lunes, 18 de octubre, se celebra en las librerías el Día de las Escritoras.

Al final parece que sí vamos a tener Feria del Libro en Zaragoza. ¿Necesita el sector ese impulso este año más que nunca?

Se necesita, sí. Llevamos un año nefasto en nuestro sector, como en tantos otros, porque las ventas han disminuido mucho. No tuvimos Día del Libro como tal ni otras ferias a lo largo del año. Este mismo fin de semana tendríamos que estar en Teruel en la Feria del Libro, que ya hubo que suspender en mayo y hemos tenido que volver a cancelar ahora. Esperamos con muchas ganas esta Feria de Zaragoza, porque tenemos muchas novedades que presentar y muchas ganas de tener contacto con los lectores.

En la última edición hubo 50 expositores, 600 firmas y más de 20 actividades. ¿Cómo va a ser este año? ¿Más reducida por la crisis sanitaria?

Ayer mismo cerramos las preinscripciones que se formalizarán con el pago esta semana que viene. Yo creo que el número de expositores será prácticamente igual al del año pasado. Quizá disminuya un poco el número de firmas, porque esta vez no vamos a traer muchos autores de fuera, ya que en muchos lugares hay limitaciones para viajar. Se han suprimido algunas actividades, como las presentaciones en las carpas que este año no podemos tener por el tema de aforos. Pero intentaremos que sea una feria lo más amena posible y con todas las medidas de seguridad.

O sea que va haber más escritores y escritoras locales…

Sí, va a haber más presencia de autores/as aragoneses…

Como por ejemplo…

Ahora mismo puedo confirmar pocos porque todavía estamos preparando el listado de escritores, pero sí puedo decir que estará Ana Alcolea, quien recibe el martes el Premio de las Letras Aragonesas; Ángela Labordeta, que tiene novedades, Julio Embid o Chesús Yuste.

Va a ser una feria del libro con las medidas de seguridad que dictan las autoridades sanitarias. ¿Cómo van a ser las firmas de libros, que siempre se han caracterizado por el contacto con el lector y donde es difícil mantener ese distanciamiento?

Sólo va a haber firmas en las casetas y en cada una de ellas sólo habrá un escritor/a firmando ejemplares. Los lectores que quieran la firma tendrán que aguardar haciendo cola con la separación establecida para lo que habrá marcas en el suelo. Habrá también guantes, gel hidroalcohólico…

¿Habrá inauguración con pregonero?

Estamos todavía negociando porque ahora cada cosa que se hace tiene que tener sus permisos específicos. Queremos que haya un acto de inauguración, como es habitual, con pregón a cargo de Felix Teira. No podremos hacerlo al aire libre para que no se aglutine todo el público, lo tendremos que hacer en un espacio cerrado con aforo limitado, posiblemente en el Ayuntamiento, y ese será el acto de salida de la feria.

¿Cómo están resistiendo las librerías? Hubo una ebullición inicial después del confinamiento, pero ¿se ha mantenido después? ¿Se han vendido más libros?

No, las librerías no han recuperado los niveles de venta que tenían antes de la pandemia. Sí que hubo un aumento como dices después del confinamiento. Dos semanas en las que sí hubo una mayor afluencia de compradores, pero los niveles de compra no se han recuperado.

En lo más duro de la pandemia, y a las puertas del Hospital Miguel Servet, les vimos regalar a los sanitarios un libro como gesto de reconocimiento a su labor. ¿Cuál ha sido el papel de los libros en este tiempo tan extraño que estamos viviendo?

Pensamos que ha sido muy importante, porque muchas personas hemos tenido que cambiar nuestro estilo de vida. Horas que antes dedicabas a otras cosas, las hemos dedicado a la lectura, pero eso no se ha traducido en un mayor volumen de compras.

¿Tampoco la venta online ha ayudado? ¿Han explorado las librerías esa vía?
No tenemos datos todavía de su impacto, pero parece que sí, que ha habido una preferencia por la compra online en todos los sectores, no solamente en éste, sino en sectores básicos como la alimentación. Pero esos datos siempre se tarda a tenerlos. Creemos que sí, pero no tenemos información más concreta.

En este mundo digital hemos visto cómo las librerías han incorporado las presentaciones streaming. ¿Han llegado para quedarse?

Creo que para quedarse como única fórmula no, pero sí para ser complementario a las presentaciones tradicionales, porque se podrán hacer presentaciones de autores que vivan en el extranjero y ofrecer otros contactos con escritores /as más lejanos. Eso siempre va a ser positivo, siempre va a sumar, es un recurso más. Ahora ha sido el único al que en determinados momentos hemos podido acudir, pero no creo que vaya a sustituir a las tradicionales porque el contacto directo es siempre mucho más interesante.

¿Han llegado las ayudas directas a las librerías que prometió el Ministerio de Cultura?

Yo no tengo noticia de que hayan llegado, pero las esperamos.

Este lunes es el Día de las Escritoras. ¿Va a haber mucha presencia de autoras en la Feria del Libro?

Sí, mucha. Hace un tiempo decíamos que solamente el 25 % de las estanterías estaba ocupada por libros escritos por mujeres y que tenían mucho menos visibilidad. Pero, afortunadamente, eso está cambiando y las mujeres se están lanzado más a publicar y están siendo mejor acogidas por los editores y libreros. Además, hay que tener en cuenta que hay más compradoras de libros que compradores, o sea que realmente son dos realidades contradictorias.

Después de la peste llegó el Renacimiento. ¿Qué cree que vendrá después de esta pandemia?¿Tendremos otro renacer cultural?

(Risas) Pues no nos iría nada mal a nadie, ni a los libreros ni a los editores ni a todo el sector del libro ni a la cultura en general. Todo el mundo de la cultura lo está pasando mal, el teatro, la música… Son malos momentos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *