Entrevista con...

Pregunta Ediciones, una apuesta por la literatura de calidad y los autores noveles

Pregunta Ediciones está a un paso de cumplir su primer décimo aniversario. Aunque será al año que viene, nos hemos permitido el lujo de adelantarnos para echar la mirada atrás y recordar junto a ellos una trayectoria repleta de oportunidades para muchos autores noveles. Esa es, sin duda, su seña de identidad. Sacar de los cajones muchos manuscritos que por sí solos no se atreven a salir y publicarlos para que recobren vida y acaben siendo de todos.

Su editora, Reyes Guillén, quien se embarcó en esta aventura con su socio David Francisco, tras unos años de trabajo como distribuidores, asegura que en este tiempo ha conocido a mucha gente “interesante” y recuerda el “empujón” que supuso el Premio al Mejor Libro editado en 2016 concedido por el Gobierno de Aragón a ‘La península de Cilemaga’ de la poeta e ilustradora Helena Santolaya. El jurado destacó la obra por su “diseño, originalidad y coherencia en su portada, guardas y maquetación, combinando literatura e imagen, y por ser exponente de las nuevas apuestas editoriales aragonesas”.

¿Os cuesta encontrar a nuevos escritores/as? “Lo que nos resulta más difícil es hallar voces en el panorama femenino”, responde Guillén. Saben de primera mano que hay mucho talento oculto. “Nos enteramos de autoras que tienen una novela guardada y no se atreven a sacarla”, en parte por el llamado síndrome de la impostora que compartimos todas y que afecta a las mujeres en todos los ámbitos, no sólo en el literario. “En literatura todavía queda mucho por hacer, llegan más manuscritos de hombres que de mujeres, en una proporción de uno a diez, y sabemos que hay muchas mujeres que están escribiendo muy bien”, indica.

En su nómina, tienen autores consagrados, como Magdalena Lasala o Miguel Mena, y también otros que dieron el salto a la literatura de su mano como Sergio Royo, quien acaba de publicar ‘Y de repente esta lluvia’ o la periodista Paula Figols, cuyo último libro, ‘Catorce’, ya va por la tercera edición. En el catálogo de Pregunta Ediciones, encontramos también mucha literatura reciente escrita por mujeres, como la antología de poemas ‘Madres’ de Begoña Abad, ‘#MedeaHaVuelto’ de Ángelica Molares o el libro de relatos ‘Bares y mujeres’, escrito por catorce escritoras.

“Hoy en día las mujeres tienen más presencia en la literatura y, por suerte, la literatura cuenta con esa otra mirada que durante tanto siglos ha estado totalmente excluida”, puntualiza Guillén, quien apunta que detrás de las historias de ‘Bares y mujeres’ se nota que hay una visión femenina.

¿En qué se nota? Guillén contesta rápido. “Tienen una empatía diferente, al final, la mirada del hombre está tan normalizada en todas las esferas que cuando lees una obra escrita por mujeres descubres otros enfoques distintos”. Concretamente, en este libro hay catorce miradas y mucho componente social.

Recientemente, Pregunta Ediciones ha editado también cuatro conferencias de María Domínguez, la primera alcaldesa de la II República, que estuvo al frente del Ayuntamiento de Gallur (Zaragoza) y murió fusilada en 1936. La Diputación Provincial publicó un facsímil que ahora se recupera en formato libro y que descubre la vida de una mujer silenciada que, pese a las enormes dificultades y la vida tan dura que tuvo, fue capaz de romper un techo de cristal muy sólido.

“A pesar de que sus padres no querían y de los maltratos de su marido, consiguió aprender a leer y a escribir, se formó como maestra con muchas dificultades, llegó a ser colaboradora en prensa con unos artículos muy interesantes”, subraya. María Domínguez transmite en sus escritos “una mirada con mucho amor”. Para ella el feminismo es “ternura, es espiritualidad…”.

El catálogo de la editorial, fundada en 2012, cumplirá al año que viene diez años y antes seguirá creciendo con La vida al alcance de la mano de Alex Sánchez y La fugitiva de Clara Jarboles, las próximas publicaciones que verán la luz en unas semanas. Seguro que sus portadas sorprenden por su belleza, tanto como han gustado las anteriores, muchas ilustradas por Oscar Sanmartín.

La editorial presume de cuidar y tratar el libro como objeto, desde su maquetación hasta la forma del texto, con una tipografía cómoda para la lectura y, por supuesto, la portada. Porque, al final, esa imagen, junto al título, es lo primero que ve y convence el lector/a.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *